viernes, 13 de marzo de 2015

Y ENTONCES LLEGÓ MICA!!

*Podéis leer este publicación en otro idioma con el traductor situado en el menú de la derecha.
*You can read this post in another language with translator located in the menu on the right.


Desde pequeña he visto en casa diferentes tipos de animales, desde los menos comunes como animal doméstico como son gallinas y cerditos, hasta los más habituales, periquitos, canarios, peces, gatos, etc. Con 9 años llegó el primer perro a casa y desde ese momento hasta hoy, nunca ha faltado la presencia de alguno. Ya sea en la casa familiar, en la que hace poco tuvimos que despedirnos de Tarzán, un  precioso pastor alemán de 15 años, o en mi propia casa, en la que hace dos años, tras la ruptura de una relación, tuve que decidir separarme de Toy. 

Creo que soy una especie de "perro-adicta" y es que yo de toda la vida he querido tener una casa con espacio suficiente para ser "la señora de los perros".  

Pues bien, todo esto os lo vengo a contar porque desde hace 1 mes estoy más sensibilizada que nunca con el tema. Se me despertó la vena adoptiva, terreno en el que no había entrado antes, a raíz de que me pasaran las fotos y los datos de una perrita abandonada en la calle, fue puro flechazo, pero finalmente no fue correspondido. Es decir, mi experiencia con el proceso de adopción no puedo decir que sea positiva.

¿Porque?,  pues porque cuando no conoces dicho proceso, piensas que simplemente te pones en contacto con la asociación que tenga al animal en cuestión, muestras interés y te lo dan. Pues esto no es así, os explico,  en la gran mayoría de casos cuando te pones en contacto te dan una información previa de como funciona el proceso y te envían un formulario donde aparte de facilitar tus datos tendrás que responder a unas preguntas que ayudar a saber si eres apto o no para adoptar al animal en cuestión. 

Tras varios días de estudio, al no ser el único interesado, te indican su decisión y en el caso de que seas el afortunado deberás firmar un contrato de adopción que implica seguimiento y compromiso de estilirización. También deberás abonar el coste de las vacunas, chip y esterilización que asciende a un máximo de 200.-€, según he podido ser informada, pudiendo variar según la asociación. 

Bien, pues yo en ninguno de los dos casos he sido la afortunada, en el primero de ellos creo que por una valoración nada objetiva de mi formulario y en el segundo caso porque el proceso lo gestionaban dos personas a la vez con poca comunicación en entre ellos y aunque mi formulario era apto se lo entregaron a otra persona. Del segundo proceso surgió la oportunidad de semi-acoger a Mica.

Mica es una perrita preciosa de 4 meses mezcla de pastor belga y labrador, desde hace dos semanas esta en casa y nos ha robado el corazón a cada uno de nosotros. Lo díficil es tomar la decisión de adoptarla o continuar con la decisión de acogida y ayudar a otros perros que también lo necesitan. Ya os lo contaré más adelante. 

El echo es que esta acogida me ha dado información básica valiosa sobre esta y otras opciones para ayudar a perros, gatos y otro tipo de animales. A continuación, os dejo cuadro resumen esperando que os sirva de ayuda y que os anime a poner a un compi-animal en vuestra vida. Además de estas opciones que os indico, existen otra como el voluntariado, la difusión y colaboración en causas y campañas,etc.

ACOGER
  • Abrir las puertas de tu casa temporalmente, a un animal que ha sido abandonado, hasta su adopción, tiene una enfermedad, tiene un discapacidad, no tienen hueco para él en algún centro o necesitan un hogar temporal por otros motivos.
  • Los gastos tanto de alimentación como médicos van a cargo de la protectora, asociación, etc.
  • Tus únicas obligaciones es cuidarle, darle amor y educación.


APADRINAR
  • Es una opción si no tienes espacio, tiempo o eres alérgico o algún otro motivo que te impida tenerlo en casa.
  • Por una ayuda económica que puede ser 1 euro en algunos casos, puedes ayudar a colaborar con sus cuidados y podrás ir a visitarle tanto como desees.
ADOPTAR
  • Es una opción que se tiene que pensar mucho dado que aunque tiene una gratificación enorme conlleva muchas responsabilidades a largo plazo.
  • Normalmente se entrega esterilizado, vacunado, con cartilla y pasaporte. Por ese servicio la protectora cobrará algo, que suele ser siempre menos que lo que cobra una clínica privada: es un dinero que a la protectora le ayuda a sufragar sus muchos gastos.
  • Una vez adoptado el animal, el adoptante corre con todos los gastos, pues el animal deviene de su propiedad.
  • OJO: Al adoptar tener en cuenta la edad del animal. Un animal de raza adulta ya tiene su carácter formado y puede ser tanto positivo como negativo. Tendrá que pensar cada persona en los pros y los contras de la edad del animal que quiera adoptar.

¡Gracias por leerme!
Thanks for reading!

Sheyla GM




0 comentarios:

Publicar un comentario